15 de septiembre de 2006

Cómo hemos cambiado

... y tanto. Vaya... hoy poco tenemos que ver con lo que éramos hace apenas unos meses. Fíjate si hemos cambiado que incluso alguno ya no está aquí... y el resto aprendemos a vivir con el vacío.
Me gusta sentir de vez en cuando que algo cambió en mi cabeza, o en mi forma de pensar, o en mi actitud... en definitiva, que el paso del tiempo sigue dejando huellas no solamente en mis manos...
Seguimos adelante... Cecil, por dios, háganos alguna señal.
Besos, ya es viernes ¡¡¡empezamos San Mathew!!!
Norma
Lo que sonaría si tuviese un iPod: Vamos fugir (Gilberto Gil)

2 comentarios:

Madame M dijo...

Cada cosa que vives, cada persona que falta o aparece, cada cambio de estación nos hace cambiar, aunque no nos demos cuenta. Cambiar...o evolucionar, que es más mejor. Norma, querida, no le voy a decir eso de "no cambies nunca" porque me parece una putada. Le diré: "siga evolucionando, que va usté por buen camino" Qué ganitas me dan, a veces, de darles un sonoro beso no virtual a Cecil y a vuecencia.

Norma dijo...

Recibido el achuchón, Madame. Mil gracias.