29 de septiembre de 2006

El héroe que se convirtió en pelele

Hace años (tantos que hoy parecen una eternidad) tuve un amigo, un muy buen amigo. Compartimos risas y llantos, nos enfadamos y nos perdonamos, nos escondimos y nos buscamos una y mil veces. Hoy el va por un camino y yo por otro... y cuando las heridas que nos hicimos ya están cicatrizadas, cuando ya es el momento de disfrutar de esta amistad que poco a poco recuperamos, va y se convierte en un pelele bajo la espada inquisidora del amor. Y si está en singular habla, me cuenta y se alegra... pero cuando está en plural apenas saluda agachando la mirada tímida o simplemente cobarde pensando "de la que me puedo librar..."
Me da mucha pena... y mucha rabia. Hace años era una persona arriesgada, quizás un poco indecisa (no, muy indecisa) pero arriesgada al fin y al cabo... hoy es un cobarde... En fin... ¿decepción? podría decirse que sí.
Besos
Lo que sonaría si tuviese un iPod: Lágrima (Dulce Pontes)

5 comentarios:

Madame M dijo...

Conozco a individuos que se someten a la misma tortura de manera voluntaria, y sí, normalmente sueles perder el contacto y la amistad con la parejita de marras. Es otro tipo de maltrato pero, es curioso lo que llegamos a hacer para no estar solos, sin darnos cuenta de que uno comparte su vida con una persona porque sólo con esa persona está mejor que solo, estado que, a veces, se agradece. Después de cinco años de convivencia, enamorada como estoy, sigo siendo yo y él sigue siendo él. Sólo somos nosotros cuando nadie nos ve. Comprendo el miedo a la soledad, pero no entiendo lo de estar acompañado a cualquier precio. Aunque debe ser cómodo que piensen y decidan por tí... Tal vez sea eso.

Norma dijo...

"...uno comparte su vida con una persona porque sólo con esa persona está mejor que solo...". Madame, está usted sembrada. Gran frase, sí señor.
Mi situación personal es (otra vez) muy similar a la suya... mantenemos nuestros pequeños espacios y disfrutamos como niños de los comunes.

Ya ve.

Madame M dijo...

"Por una lágrima tuya, qué alegría, me dejaría matar..."

Norma dijo...

Se eu soubesse que morrendo
Tu me havias de chorar
Por uma lágrima tua
Que alegria me deixaria matar...

qué lindo eh? y qué ñoña estoy madre mía!!!!!

Anónimo dijo...

Norma, debe ser ñoñería colectiva, pero he tenido que ponerme a escuchar a Dulce Pontes ipso facto después de lo que estais escribiendo. Lo que estaba escuchando antes tampoco le va mal al post: "Todo Cambia" de Mercedes Sosa. La persona con la que conviví cinco años ha cambiado como de la noche al día y algunos aspectos de este cambio también me decepcionan, pero supongo que es lo que dice Mercedes Sosa, TODO cambia, y que en parte también nosotros, y nustra forma de ver a los demás.


Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo

Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño