13 de septiembre de 2006

A pesar del otoño...


Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo,
algunas hojas verdes le han salido...


Lo que sonaría si tuviese un iPod: Tupelo Honey (Van Morrison)

1 comentario:

Madame M dijo...

Pues yo que quiere que le diga, mi juventud, veinte años en tierras de Castilla... Y aquí sigo, casi desnuda, como los hijos de la mar... Lo bueno de la ausencia de las vacaciones es la ausencia del síndrome post vacacional.