16 de enero de 2007

Ya lo decía...


... el gran P. Moro: "Mi infancia son recuerdos de un oso de peluche, amigo de Al Capone, de plastidecor, de Espinete, Playmobil, de mágicos estuches, de los rombos que anunciaban el amor...". Y claro, también de Iznogud, que hoy apareció en el fondo de una caja...
¿Tudo bem?
Besitos.
Lo que sonaría si tuviese un iPod: Ventura (Lucinda Williams)

9 comentarios:

Madame M dijo...

Tudo bem, con mucho curro y bastante descontrol, por no hablar de agujetas y tirones. Mi infancia son recuerdos de Astérix, sobre todo, y creo que quiero un gato. No sé, sueño con gatos... ¿Hay gatos en las protectoras de animales?

lamari dijo...

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla....Uy! me he sentido transportada por un momento y me he puesto a....plagiar (ole, que morro). ¿Nadie recuerda a Zipi y Zape? con sus castigos, sus bonos para la bici...ay!. ¿Un gato Madame???.

Kid dijo...

Me ha dicho el autor de la frase que le de las gracias por mentarle!!! que un honor...espero que su virus se hay ido del todo y que "tudo bem" sea el lema de nuestras manifestaciones...un besazo

A corderetas con mi alma dijo...

Zipi y zape, es decir, Salo (mi hermana) y yo. Como Epi y Blas. Una rupbia y la otra morena (no, no somos hijas del pueblo de Madrid). Mi infancia también está llena de Astérix (en el baño, cosa de pare) y de Mafalda, que aunque me costó entenderla, al final es casi la que más me gusta (junto con la revista El Jueves y Maitena, jeje)
PD: Yo creo que sí que hay protectoras con gatos...aunque a mí me dan una alergia....snif.

Cecil dijo...

Yo también crecí en la aldea de Astérix (aldea que por cierto, según los mapas del IGN gabacho, no tiene nombre, pero sí los campamentos provisionales de los romanos), y también consumí mucho a Quino en general.

Pero me quedo con Torpedo 1936... el House (o más misógino y ordinario si cabe) de la investigación privada.

Tudo bem, también aquí, salvo el dolor de muelas.

¡¡Norma!! ¡El domingo ya no hay excusa! ¡Ahí te quiero ver! ¡Ar!

Madame M dijo...

¿Sus muelas, Cecil? Torpedo era un cabrón... Pero lo seguía leyendo... Y El gerrero del Antifaz, el espadachín enmascarado, Tintín, Flash Gordon, Spiderman, Los cuatro fantásticos. SOS, Vampirella... Dios, soy una frikie!!!!

Davidik dijo...

Tudo bem, aunque no tanto como la semana pasada... Yo leía a sobre todo a Zipi y Zape y también Asterix, aunque no tanto, y poco más. Ay, Madame, yo también quiero un gato, pero no lo puedo tener. Hace casi dos años que tuve que regalar a mis dos gatos por la enfermedad de mi abuelo. Los echo de menos...

lugh dijo...

Yo tuve la suerte de crecer en una libreria-kiosco, donde mis padres trabajaban...y no os voy a decir la cantidad de comics y tebeos que pasaron por mis manos en esos años, porque es imposible...el niño pasaba tardes y fines de semana enteros haciendo compañia a sus papis, y no habia otra cosa que hacer que comer chocolatinas y leer. Me quedo con Zipi y Zape, Mortadelo y Filemon y sobre todo Asterix.

ani dijo...

A mi me encantaba la 13 Rue del Percebe, eso si que era una comunidad de vecinos