2 de febrero de 2007

"Ya he dejado de esperar por ti. He dejado de pensar en qué hubiera sido de nosotros juntos por esos mundos de dios. He dejado de recordar las cosas dulces porque ahora prefiero recordar las amargas, y he dejado de sentirme mal, insignificante, pequeñita... porque no lo soy. He tardado muchos años en aprender a dejar de querer... y lo he conseguido porque hoy soy feliz.
Felicidades para mi."
Salamanca, 1999
Lo que sonaría si tuviese un iPod: Viaje (Beatrice Binotti)

6 comentarios:

a corderetas con mi alma dijo...

Uyyy, si alguien me enseñara eso de "he aprendido a dejar de querer", menos leches me daría. Sí, te sientes tan pequeña e insignificante que hasta las hormigas te aplastan.

Madame M dijo...

Me gusta Beatrice Binotti y me gusta que se sienta usté grande porque, sin duda, lo es. No hay que aprender a dejar de querer, hay que aprender a dejar de querer a X para poder querer a Y... Sin olvidar de quererse a sí mismo. ¡Que nada ni nadie os cambie, carajo!

Jenny jirones dijo...

Felicidades por ti, Norma.
No hay nada mejor que esa sensación.

Mil besos.

ani dijo...

Cuando se acaba una relación de muchos años te sientes culpable y tu mente juega contigo, y te pone a prueba, porque solo te acuerdas de los buenos momentos y ésos, en los que te sentías tan desgraciada, parece haberse esfumado, que nunca existieron...
Felicidades Norma, ojalá nunca deje de sentirse así de bien

Norma Desmond dijo...

He editado la entrada para ubicarla en el tiempo (se me olvida que no pueden leerme el pensamiento...)Apareció escrito en un papel en el fondo de una de las mil cajas que todavía están sin deshacer.
Por suerte hace mucho años que soy muy, muy feliz. Al menos en ese aspecto ;-)

Besos

lamari dijo...

Y y yo también. Madrid, 2007.
Me ha gustao.