11 de abril de 2007

Noreña, la nuit

Cecil, esta tarde me han visitado mi mentira, mis celos, mi conciencia, el amor y el sexo, y mis recuerdos... estuvo bien, pero fué duro y agotador.
Tarde-noche de reflexión. Cola-cao y bizcocho de mamá.

Sean felices todos, que yo les quiero mucho.
Norma

Lo que SUENA en el iPod: Cicatrices de prestado (Alfredo Glez.)

5 comentarios:

Madame M dijo...

¿No les podría invitar de uno en uno? ¿O se han autoinvitado? Yo también la quiero, estimada.

a corderetas con mi alma dijo...

Mejor que la visiten, aunque termine agotada a que no lo hagan, ¿no cree?.Quiere decir que está viva y que siente, lo cual tiene que dar satisfacción después del cansancio... Yo voy a promover actividades tan interesantes durante los días que pase en mi tierra. ¡Un besicó máñá!

Cecil dijo...

Yo he estado dándole caña al amor (al sexo... no hay manera, fía), ya sé lo que voy a decir pa ligar en los bares.

A ver si después de tanto tiempo de feliz soltería -aunque a veces, un poco solo sí que se siente uno, todo tiene un precio- voy a meterme demasiao en el papel y empezar a enamorarme por ahí como un tontín. Tocaré madera. ¿O deberíais tocarla vosotras para ser las elegidas? ejem... Vale, me callo.

Davidik dijo...

A mi me han visitado 4 vecinos diferentes (bueno, a mis abuelos, pero a mi me jode igual). Se han autoinvitado, como siempre.
Yo también les quiero a todos.

ani dijo...

Sí, aquí estoy, un poco tarde quizás, pero con todo mi corazón. Sean felices, haganlo por mi y por ustedes mismos.
Les quiero