10 de abril de 2007

Soñando voy... soñando vengo, vengo


... noche toledana donde las haya... soñando sin parar. No me gusta, no me encuentro bien. Sueños que revuelven las entrañas una y otra vez, que te ponen el día patas arriba, la cabeza del revés... ¿y los sentimientos?... hoy a flor de piel. Achucharía hasta asfixiar a los que más quiero, gritaría y patalearía cargada de reproches a los que odio, te susurraría al oído que te quiero, más que nunca. Podría acariciarte, también podría golpearte, morderte y arañarte... Doctor... qué me está pasando??

Norma, de martes.

Lo que SUENA en el iPod: Walking on the moon

7 comentarios:

lamari dijo...

Uy, cómo la entiendo....me ocurre muchísimas veces ¿soñaré demasiado?. No sé. Bss.

a corderetas con mi alma dijo...

Ufff,...así estoy yo, así estoy yo, así estoy yo sin...
Ayer fue un día de absoluta soledad (y eso que salí de casa). Y soñé parecido a usted. Hoy he estado rodeada de gente que ni me abrazan, ni me sonríen, ni... Sueño con el abrazo a mi gente a partir de mañana y durante una semana. Es lo que más se ajusta a la realidad.

ani dijo...

Norma Norma Norma... está usted viva! eso es lo que la ocurre...
No se prive de nada y bese, abrace, baile, rompa, chille si es necesario y luego... un gran vaso de agua y pa'lante.
Un montón de besos desde el sur de madrid

Madame M dijo...

Yo llevo varios días sufriendo auténticas road movies oníricas... me levanto de un cansao... Y me echo la siesta. Vuelta a empezar. Agotador pero con su parte interesante. A mí también me pasa algo en el cerebelo.

A. Ch. dijo...

Aun sueñas con los mares del Sur?
Aun te disfrazas en Carnaval? He visto que sí.
Aun guardas las cartas de entonces?
Aun tienes las Doc. Martins (no se escribe así)?
Aun tienes los ojos más verdes del bosque?
Aun tienes las manos grandes?

Nunca te vi las piernas. (Ni muchas otras cosas)

Yo ya he dejado de ser “un poco hortera”. La belleza no siempre subsiste en el recuerdo. Y si lo hace, nunca es suficiente.

“Those days are past now, and in the past they must remain” (Flower of Scotland)

Anónimo dijo...

Claro, y en verano más.
Sí, desde hace unos años.
Algunas.
No, ya estaban muy viejitas.
Supongo. Los ojos no cambian ¿no?
Comparadas con... ¿tigo? pues supongo que también.

Mis piernas no merecen la pena.

Creo que cada vez soy más hortera si cabe.

Certo!

Vervi Gracia dijo...

shakedown 1979...
...and we dont know
Just where our bones will rest
To dust I guess.

Tengo dos clavos en la espalda que no me dejan vivir y por coger mal el ratón me dicen que es. Lo mejor será implanterse el roedor en la palma de la mano, el móvil en la oreja y un código de barras en el pecho, a la altura del corazón. Para que sepan todo lo que quise y lo vacía que tengo la cuenta.