18 de septiembre de 2007

Daniela


"... Lo quiso convencida de que Dios puede andar entre mortales, entregada hasta las uñas a los deseos y las ocurrencias de un tipo que nunca llegó para quedarse y jamás entendió uno solo de todos los poemas que Daniela quiso leerle para explicar su amor. Un día, así como había llegado, se fue sin despedir siquiera. Y no hubo entonces en la redonda inteligencia de la tía Daniela un solo atisbo de entender qué había pasado. Hipnotizada por un dolor sin nombre ni destino se volvió la más tonta de las tontas. Perderlo fue una larga pena como el insomnio, una vejez de siglos, el infierno..."
Ángeles Mastretta. Mujeres de ojos grandes
Lo que SUENA en el iPod: Greta (Pedro Guerra)
Buen día, aquí llueve sin parar.
Cuando un hombre que está vivo te hace llorar, hay que dejarlo. Sólo se llora por los amantes muertos (Clara Obligado)

4 comentarios:

ani dijo...

Yo también, como la tía Daniela, estuve a punto de volverme tonta, más aún de lo que ya era... y sin saberlo, seguí el consejo de Clara, era ya demasiado el llanto...
Me gusta la lluvia, lava y limpia y se lleva con ella demonios pasados.
Que tengas un buen día

Jenny jirones dijo...

Daniela por dentro está llena de puertas... podría haber sido otra canción.
Besos, linda.

Kid dijo...

Ohhhh!!!! se llamaba greta, como la famosa actriz...como me gusta que compartamos ese disco...gracias por tararear tanto y tan bien!!!

Madame M dijo...

Bueno, en mi casa hace menos frío que en la calle y bailamos canciones del moro, de las de raíz, comiendo golosinas y bebiendo del río (vale, esto último es una licenciaaaaaaaaaaa).