16 de octubre de 2007

En mi otra vida...

... recuerdo haberte hablado de las piedras.

"Bien cierto es que las piedras son testigos silenciosos del paso del tiempo y cómplices a veces de historias increibles. Qué no habrán escuchado los muros de la parte de atrás de casa, las paredes de la casa de la abuela, el empedrado de las calles del pueblo. Probablemente habrán escuchado cómo ella pedía disculpas, cómo él fingía entenderla, cómo juraron compartir los dolores del engaño. Y vosotros? cuántas veces os habeis escondido en la noche, entre piedras para contar secretos e historias increíbles, para que el sol indiscreto no mostrase el amor evidente que a nadie importaba, para traicionar las historias de amor, para llorar, para reír... para apuñalar las ilusiones del otro.
Es una pena que las piedras sean mudas. Que no puedan dar testimonio en los juicios de conciencia, que no puedan aclarar malentendidos, y que no puedan declarar que tenemos historias de amor maravillosas, que somos felices.
En Verin hay un castillo que llora todavía hoy por el amor de la princesa..."

Estuve en el pueblo, estoy de vacaciones pero con trancazo... Besos a todos.

Lo que SUENA en el iPod: Like a rolling stone.

6 comentarios:

Madame M dijo...

Hola, amigos sectarios. Pues sí, al final ocurrió. Quedamos en el centro, donde solemos quedar los madrileños, sí, donde el puto Oso, y hete aquí que acabábamos de encendernos un pito cuando ví a una rubia de ojos claros dirigirse hacia nosotros. No hizo falta ningún clavel rojo: nos reconoció enseguida. A su lado iba el caballero andante asturiano, lo cual fue una sorpresa, pues juraríamos que no habría venido de no ser porque la Rubia insistió. Lo demás podéis imaginarlo. Abrazos sin tapujos, camaradería inmediata y la sensación de conocernos de toda la vida. Risas, birras, algún chupito y una gran y feliz resaca. Cecil y Norma se repartieron entre la casa del hermano y unos amigos, que la mia es enana, salvo que Guitarrista ande de viaje, entonces hay sitio de sobra, y el domingo volvimos a descubrir por qué las cañas mejor tiradas viven en La Latina. Ya estamos deseando que vuelvan. O, mejor, invadamos Asturies, que se dejan. ¡Chicos, un placer veros!"


Riiiing, riiiing, riiiing...Coño, me he dormío otra vez.

Norma dijo...

Jooo Madame!!! son las 2 y media de la mañana y acabas de conseguir emocionarme.
Un beso enorme, de los de verdad

a corderetas con mi alma dijo...

Jo, soy como una piedra...veo (en mi imaginación) lo que pasa pero no puedo expresarlo...El caso es que me acabo de imaginar la quedada, con el oso, la Latina, la Rubia, el asturiano... Mierda, mierda, mierda...soy como una piedra. Quiero conocer, pero no conozco. ¡Ains!
PD:La próxima quedada no quiero perdérmela...NO QUIERO. ¿Me se dirá argo?

Madame M dijo...

Corde: la quedada está en mi imaginación...

a corderetas con mi alma dijo...

Pi,pi,pi...aquí la pava, la crédula y la tonta'l barrio...Vamos, que me he tragado la historia de cabo a rabo. Entonces...¿Norma nunca fue una piedra? Nunca se ha bebido Madamme una Mahou en la Latina con la rubia y el gentelman...Y yo que esperaba documentos fotográficos... Y es más...¿por eso decía lo de ring, riing? ¡Si no soy más inteligente porque no quiero! Ains, lo que hacen las drogas... Sorry, me llaman la colgada y no sé porqué.

Cecil dijo...

Caballero andante asturiano, gentleman... Joer.

¡Casi vale más que no me conozcan!

Dicen que hay sueños premonitorios, a ver si ese es uno de ellos (y no el de los marcianos campaniformes y porculizantes que he tenido esta noche, qué angustia, ay).