3 de noviembre de 2007

Vagancia absoluta


(Foto: Norma D.)
... y es que siendo sábado me siento como si fuera domingo...
Lo que suena en el iPod: Bright side of the road.

9 comentarios:

Madame M dijo...

Suele pasar en los puentes. Si es que no se pueden tener tantas vacaciones. Bueno sí.

a corderetas con mi alma dijo...

A mí también me pasó este sábado...pero era por la visita de Madamme. El caso es que tanta juerga a mí me deja pa'l arrastre.
Claro que yo soy vaga por naturaleza...

Davidik dijo...

Pues a mí se me ha hecho muy corto el puente. Me ha venido muy bien, para solucionar asuntos pendientes de todo tipo, centrarme un poco, que falta me hacía, y hasta volver a los blogs... sólo me ha faltado poder descansar, pero tal como están las cosas me parece que eso tendrá que esperar. Ni siquiera he tenido mucho tiempo para lamentarme de no haber podido ir a Zaragoza.
Un placer volver por aquí por fin.

Cecil dijo...

¿Puente? ¿Ha habido algún puente? Yo el viernes me he puesto el mono de trabajo, para que a ninguno os faltara el tabaco.

Por cierto, si os da por el Pall Mall, aparecerán pa Navidad en packs de 2 cajetillas con unas velas de colores, que son muy potitas y que vienen en unos cajones que pesan la virgen y te dejan la espalda hecha un flan.

Jenny jirones dijo...

Está prolongando usted mucho esta vagancia...
Besos!

ani dijo...

Hoy, día 9 de noviembre, es fiesta en Madrid, la Almudena, pero yo trabajo en Fuenlabrada, así que na de na. Aquí estoy en un día un poco gris, y a pesar de ser viernes, yo me siento como si fuera lunes. Cosas de la vida.
Pero qué feo está hoy el día, mareee...

Cecil dijo...

Los domingos Vd. vuelve a la infancia. Tiene 9 años, y concluye que ya no quiere estar sola. ¿No merece un abrazo?

Igual que yo. No sé si quiero estar solo, si merezco abrazos. Pero tengo 9 años. Y me hacen sentir tan viejo...

Madame M dijo...

Yo creo (de) que la menos uno se merece...Tómelo desde la distancia (bobica estoy últimamente).

Cecil dijo...

Hoy, siendo lunes, me siento como si fuera un pecador a castigar y tuviera que arrastrarme por 666 millas asfaltadas con cristales ardiendo. Son las 6 de la mañana. No recuerdo la última vez que me levanté a esta infame hora...

Besos, pase un lunes agradable.