25 de febrero de 2008

Ya no me sirve el vestido... (IX)

Querida Laura:
Las cosas han cambiado mucho. Me he mudado de casa, de país y de corazón. Tuvo que ser así, era lo mejor para los cinco. No me guardes rencor. Nunca quise hacerte daño, en realidad no quise hacerle daño a nadie... pero a veces es tan necesario... dile que todavía le quiero. Cuidate.

1 comentario:

Madame M dijo...

Uf! ¿Hay que imaginarse algo o lo dejamos así? ¿Cinco? Ya está: es usted mormona y bisexual. Laura es Laura, ese al que quiere es ese al que quiere, usted es usted y me quedan dos que se enamoraron entre ellos, a pesar de ser dos corderos, y se fugaron de la granja de Iowa... Era por poner algo. Me intriga ese vestido, oiga...Mucho.