31 de marzo de 2008

30 de marzo

- Estoy rara.
- Ya, yo también. Me siento extraña, cuando venía para aquí sentía cosas muy raras.
- No. Pero tú estás más rara de lo normal. ¿Qué te pasa?
- Nada, hoy es un día triste, sin más…
- Ya, a estas alturas no me cuentes películas. Algo te pasa.
- Bueno, fue una mala noche…
- ¿Por qué? ¿Muy mala borrachera?
- No… muy buena. Pero estuve soñando cosas raras.
- Mujer, si se trata sólo de un sueño…
- Ya. Me pasé toda la noche en la cama con un tío.
- ¡Joder! Eso está genial… aunque sea en sueños.
- Sí… si no fuese porque es alguien a quien conozco.
- ¿Quién?
- ÉL. Hoy le declararía mi amor eterno. No puedo mirarlo con los mismos ojos.
- Pasará.
- Sí.

9 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

¿No dicen que si cuentas los sueños no se cumplen? ¿Me lo he inventado? ¿Cuando dice "pasará" se refiere a que pasará lo que desea o que pasará su sentimiento extraño? Yo espero que pase de verdad... ¿Eso cuenta? Mmmm, no hace falta que responda nadie, que estoy tonta.
Pd: Debió de ser un fin de semana intenso el suyo...

Norma dijo...

Lo fue, lo fue...
Corde, pasará el sentimiento. Seguro.
Besos

ani dijo...

Todo pasa... y todo llega, como decía Serrat.
Los sentimientos dolorosos tardan más en irse porque a veces nos regodeamos en ellos sin quererlo. Hay que abrirles la puerta lo más rápidamente posible.
Un besazo enorme

Cecil dijo...

Pues mire, Norma, tenemos algo en común: yo me pasé el lunes con un tío en la cama. Durmiendo, nada más, eso sí.

Ahora vienen los matices, claro: el tío era Alfredo González y estábamos los dos finos, después de tocar toda la noche y la mañana, y beber cerveza como si fueran a dejar de fabricarla.

Oficialmente, ayer a las 15.00 cerramos el Refugio. Ya lo estoy echando de menos. Al Refugio, no a Alfredo. Diablillos.

Cecil dijo...

Añado (que me he marcao un off-topic de lo más desconsiderao): nun se preocupe, querida. Casi todo en esta vida, lo bueno y lo malo, se va como llega -salvo el dinero, que se va bastante más ágil-.

A veces se nos meten ideas en la cabeza, como si fueran catarros, que al cabo de unos días desaparecen. Por lo menos a mí me ocurre así. No resulta preocupante, así que no le recetaré nada. Descanse y disfrute de la vida, a pesar del vacío del 8 de Azcárraga.

Norma dijo...

Voy a hacer un apunte: no he dicho que yo fuera una de las dos raras de la conversación... ;-)
Cecil, Alfredo... las cosas que pasan (pasaban) en el Refu nunca dejarán de sorprenderme... hay que joderse.
Mmmm... lo que sí no sé si podré superar será "El Macu y el Filipino"...
Un beso para todos. Ani, muchas gracias por los ánimos... está siendo muy duro, cojona.

P.D. para el señor Alfredo González: mientras escribo esto estoy escuchando el disco de Duffy. Gracias mil!
P.d.2: no dejen de visitar el blog del señor Pablo Moro... casi se me saltan las lágrimas, y miren que me quedan pocas.

Norma dijo...

Qué demonios... se me saltaron las lágrimas del todo...

Madame M dijo...

Yo no quiese poner nada por no saber qué decir... Me deja parapléjica con esos post...

Davidik dijo...

Tetrapléjico me deja a mí a veces con estos posts de no saber quién es quién. Y lo peor es que los comentarios no le sacan a uno de dudas... ¡Yo lo que quiero es conocer el Refugio!