14 de mayo de 2008

Tal vez...

Tal vez ha llegado la hora de replanteárselo todo. Tal vez deba empezar a decir lo que me callo y me envenena, tal vez sea el momento de relativizar, de dejar de sonreír sin ganas, de hacer daño en muchos casos, pero también de agradecer, de dar besos y regalar sonrisas, compartir sueños y sacar del fondo de las cajas los proyectos que nunca se llevarían a cabo.
Tal vez ha llegado el momento de dar un giro, sutil, de esos que nadie percibe pero que ponen patas arriba mi pequeño mundo. De decir las cosas sin hablar, de disfrutar y hacer interminables listas de cosas pendientes, e ir tachando, y tachando, y tachando…

3 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

Tal vez sea hora, querida. Es más, siempre es la hora de progresar y cambiar las cosas que queremos cambiar. La apoyo incondicionalmente, sea cual sea el cambio.
Tal vez debiera replantearme yo unas cositas desajustadas también.
Gracias por la propuesta en alto. Ayuda a otra gente, que como yo, somos "perezosos" en determinados momentos.

Jenny jirones dijo...

... y qué bien se queda una cuando tacha.
Un gustazo verte ayer -ese minimomento-. Y un gustazo quedarme con una de esas sonrisas que regalas, de esos abrazos.
Ay... a ver si una cañita, un día que no llueva tan jodidamente como ayer.

Traubert dijo...

Tachar de la lista, como Earl, esa es la cuestión, sí -yo me di a ello hace no demasiado tiempo...-