1 de junio de 2008

Lo viejo...


(Foto: Norma D.)
... siempre mola más. Detalle de la moto que duerme en el garaje del pueblo.

Empezamos la semana, mucho trabajo, mucho agobio, mucha lluvia, poco tiempo... ¡¡¡Pero cómo mola la moto!!!

3 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

Lo viejo si es bueno, dos veces bueno. Ya no se fabrica como antes.... No quiero remontarme a 1830, pero los coches y las motos de mediados (y un poco más) del siglo 20 son lo mejor.
También he de decir que soy una inculta en el tema de motos y no había oído la marca en mi vida...
Buen lunes...

ani dijo...

Por aquí todo casi idéntico... Empezamosla semana también, tengo muchíiiiiiisimo trabajo, muchisisisisisimo agobio, la dichosa lluvia y el frío que no paran y ni tiempo de rascarme, pero... no veo ninguna moto por aquí, solo mi twingo, viejecillo él pero ahí sigue, conmigo y a mi lado.
Cuidesé y que tenga buena semanita. Besazo

Cecil dijo...

Una Sanglas, qué auténtico. Seguro que poco a poco y con tiempo es restaurable, eran cacharros muy bonitos. Incluso tenían un chiste, no me acuerdo muy bien... recuerdo que salía un chino. Bueno, y que era horriblemente malo. El chiste, no el chino. O el chino también, ya digo que no me acuerdo...

Como contrasta la moto, en plena paz y tranquilidad, sin esperar nada ni que nada espere por ella, preocupada sólo de que alguien le quite el polvo de vez en cuando... con el agobio por lo inmediato, y a fin de cuentas, efímero de la vida urbana actual. El tiempo no pasa igual de rápido en todas partes.

Bonita moto.