15 de julio de 2008

No tienes que representar ningún papel conmigo...

... Steve, no tienes que decir nada ni hacer nada. Sólo silba. ¿Sabes silbar, no? Juntas los labios y soplas...

Si me necesitas silba. Ahí tienes mi mano abierta, esperando. Quisiera calmarte el dolor, que no sufras más, ayudarte a dormir tranquilo por las noches... shhh. Cierra los ojos, escucha. ¿Me oyes respirar?... somewhere over the rainbooow... (Edito: evidentemente, esto último no es de la peli)

3 comentarios:

Norma dijo...

Las películas y la realidad son a veces tan parecidas...

Traubert dijo...

"Tener y no tener"... y el gran, insuperable, irremediablemente guapo Humphrey Bogart. Por tipos como él nunca debería haber existido la ley antitabaco

A corderetas con mi alma dijo...

Las películas son tan reales porque los que las escriben son también personas y a todos nos mueve más o menos lo mismo.
¡¡¡Desde aquí reivindico el papel de los guionistas!!!! Y los clásicos son los mejores. Esas escenas grabadas en nuestra mente... Ay mare, cómo me gusta el cine!
Somewhere... nos encontraremos en el camino a Oz fijo.