12 de septiembre de 2008

Disculpa...

"... tal vez puedas ayudarme, ¿podrías decirme dónde está la salida de emergencia? Necesito irme de aquí en el menor tiempo posible, tengo un taxi esperando y algo de dinero. No, no es una invitación, me estoy despidiendo porque este es el final del cuento, el más triste final..."

5 comentarios:

Cecil dijo...

Quién fuera el taxista que está esperando. Así el final sería menos final y la historia duraría un poquitico más...

Besos

Madame M dijo...

Lo bueno de su historia es que sabía que siempre podía volver... O marcharse, de nuevo... O...

A corderetas con mi alma dijo...

Las salidas de emergencia, en ocasiones, sólo te llevan a una ratonera oscura, de la cual no puedes salir. Tenga cuidado y pase por la que no sea falsa...
En tan poco texto hay tanta intensidad...¡Me encanta!
Besicos

Twisted angel dijo...

Un texto precioso. Yo en ocasiones tb quiero una salida así...

Un beso enorme!

ani dijo...

Yo me he querido ir tanntas veces, que no se puede usted imaginar, pero siempre hay razones para...