5 de diciembre de 2008

Regalos

A veces el mejor regalo no viene envuelto en papel de colores, no tiene tarjetas y no se puede meter en una bolsa. No lo puedes guardar en tu casa, ni limpiarle el polvo. No ha costado ni un euro. A veces el mejor regalo te mantiene la sonrisa durante días, y no tienes que preocuparte de nada más que de recordarlo.
Ayer me hicieron un muy buen regalo tan solo en forma de palabras. No estaba todo perdido...

7 comentarios:

salome dijo...

Nunca el tiempo es perdido...
Pues esto es lo mismo. Me alegra un montón eseregalo a mí también porque así está usted mejor. Yo le noto hasta más guapina de lo que ya es.
Un besico gordo.

a corderetas con mi alma dijo...

Era yo... lo de siempre, mi hermana no me deja en paz ni comentando...jejeje.

lugh dijo...

Yo quiero regalitos así también. Voy a ver si salgo a por uno, jeje.
Me alegro de que este un poquito más feliz.

Cecil dijo...

Esos regalos son globales. Vd. está más contenta y eso redunda en la gente que le rodea, y como yo andaré por ahí hoy, por la parte que me toca, me mola. Así yo estaré un poco más contento también.

Así que haga el favor de ir a quien le dio ese regalo y darle las gracias efusivamente de mi parte. Ya lo entenderá. Bueno, no, no entenderá nada, qué narices. Puede que piense, es más, que está Vd. como una cabra. Mejor no haga nada. Esté contenta y ya.

Twisted angel dijo...

Eso, yo no quiero verte de otra forma que no sea contenta. Porque mi niña Norma tiene una de las sonrisas más bonitas del mundo y una de las que más alegría transmiten allá donde va.

Te quiero un montón, preciosa!!!!!!!!!!


p.d: Te veo en un rato!!!!!!!

ani dijo...

No hay nada más bonito y gratificante que que te digan una palabra de apoyo, que te animen, que te acaricien, que te sonrían, que te valoren, que te abracen...
Le mando todo eso y más, aunque sea por aquí, que ya sé que no es lo mismo.
Cuánto me alegro por ti, y claro, un montón de besos

sue dijo...

Estoy de acuerdo al 100%, el mejor regalo es la presencia y el apoyo de alguien querido. Suena muy cursi, pero como dice Antonio López (el pintor) "El dinero no es importante, lo realmente importante es que te quieran" (o algo así).