9 de marzo de 2009

Te lo dijo tu madre...

... un montón de veces. Si es que eres un caliente de la virgen, te aceleras y despotricas a diestro y siniestro. Sueltas por esa boca sin pensar ni en lo que dices, ni en quién te está escuchando. Y la cagas, claro. Metes la pata hasta el fondo y te pones colorado.

Te lo decía tu madre. Piensa un poco, tómate tu tiempo y después... entonces di lo que tengas que decir, patalea, quéjate y despotrica a placer.
¿Ves como no todo es tan malo? Ellos no son tan malísimos, y yo tampoco. En realidad, hemos sido lo que tú has querido ver. Nada más, y nada menos.
Ven anda, vamos a tomar un vino y no le des más vueltas... al fin y al cabo ya lo decía tu madre...
Bs

Norma

6 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

El ya te lo dije tan famoso, pero con una madre de por medio.
A mí también me lo dijo mi madre. Intento controlarme, pero a veces no lo consigo y suelto lo que hay que soltar, aunque no sea de la mejor forma. Me pueden las formas, a pesar de que cada día me controlo más.
Sí, me lo dijo mi madre, pero porque mi madre es igual que yo en ese aspecto. ;)
Un besico.

Cecil dijo...

Las madres siempre tienen razón, incluso cuando no. De todas maneras me resulta un golpe un poco bajo poner los puntos sobre las íes, a quien sea, escudándose insistemente en su relación materno-filial.

Es que me ha tocao más de una vez. Salvo cuando era mi propia madre la que me sermoneaba. Entonces era que ya lo decía tu padre, o el estanquero, o las cartas de tarot. Siempre hay alguien para apoyar un argumento.

Abrazos.

Sebastien Chabal dijo...

Con todo el cariño y el respeto, y perdón por colarme: cuando algo sale mal, no hay frase más injusta ni peor que el nefasto "ya te lo dije".

Salvo que quieras hacer daño.

ani dijo...

Estoy con Sebastian totalmente. Creo que es lo que menos necesitas oir en esos momentos.
Los calentones solo sirven para estropear aún más la capa de ozono, y para que se te hinchen las meninjes. La cuestión es ¿resuelven algo del problema que uno tiene entre manos? Y la respuesta es no, lo que pasa es a veces no se pueden evitar.
Hay que aprender a pasar un poco más y que las cosas solo nos afecten lo justo.
Es cuestión de supervivencia.
Un besazo fuerte, Norma, y que tenga usted un bonito miércoles 11.

Anónimo dijo...

Mi madre es más de 'si ya lo sabía yo'. ¡Qué tías,las madres! ¡Y qué madres, las tías!

M

Twisted angel dijo...

Las madres son muy sabias. Cuando lo seamos nosotras... Comeremos huevos.


Miles de besos!!!!!!!!!!!