20 de marzo de 2009

Y es que el amor...

... es una enfermedad,

que una vez contraída no se cura,
y por más que uno quiera perdura,
y se contagia con facilidad...

El sol y el calorcito me ponen así de tonta. Hoy me acordé de esta cancioncilla y llevo toda la mañana con ella en la cabeza.


Buen fin de semana a todos, disfrutad de la primavera ;-)
Norma

4 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

Y las cervecitas, y el poder pitrarse al césped sin morir de frío... El amor es una enfermedad mientras no ocasione daños colaterales, no cree?
Besinos.

Cecil dijo...

Pues o me han vacunao, o se me ha quemao el transformador del corazón. O las dos cosas.

Algún día regalaré mi alma a quien la sepa arreglar.

Aunque hay matices: Coelho, entre sus desvaríos místico-religiosos, distinguía dos tipos de amor: eros (uno) y philos (el otro). Toda mi capacidad amatoria está volcada en el segundo. No es poco.

Cecil dijo...

Ah, pues no, acabo de repasarlo y hay otra distinción más: "ágape", cuyo concepto no entiendo y por tanto no me interesa lo más mínimo, mire usté.

Anónimo dijo...

Ágape... Pues a mi me gusta pero con esta maldita muela... Lo subsanaremos pronto.

M