28 de abril de 2009

Desahogo

Pienso que no puede ser tan difícil. Creo que no soy una persona inaccesible y sin embargo... No.
No puede ser tan difícil encontrar la inspiración en alguna parte, buscar la originalidad en rincones más o menos familiares, comprometerse con una buena causa. Leer, escuchar, observar, saborear para encontrar el buen camino. Es un trabajo complicado. Es, al fin y al cabo, la esencia de todo esto. Tú me muestras tus tesoros y yo te muestro los míos. Y compartimos, pero todo vuelve al mismo sitio. Y eso ya no es tan bueno. Subo y después bajo. Como tú.
Busco mi sitio. Busca tú el tuyo.

Lo que SUENA en el iPod: NADA... total, para qué.

No hay comentarios: