27 de mayo de 2009

De diez

Diez horas, diez de desconcierto total. Diez veces he planteado las mismas dudas y he recibido diez respuestas diferentes. Diez páginas escritas y diez notas. Y lo último han sido diez palabras y un silencio de diez minutos.

1 comentario:

a corderetas con mi alma dijo...

Joé y a mí que siempre me gustó el nº 10! Hoy siento que el diez es su número maldto y lo siento.
El número perfecto es la imperfección de otros...
Un besico muy fuerte.