12 de mayo de 2009

Luto


(Foto: Google)
Hoy, que parecía un día tranquilo ha dejado de serlo de golpe. Qué triste, qué triste...

No concibe mi alma mayor pena, que la libertad sin beso que la trabe, 
ni castigo concibe menos grave que una celda de amor contigo llena.
No creo en más infiermo que tu ausencia, paraíso sin ti yo lo rechazo...

Qué grande fue... qué pena más grande...

No hay comentarios: