19 de mayo de 2009

Si te miro...

... y me sonríes, te regalo una bolsa entera de piruletas y un millón de besos. Y digo bien, un millón. No sería la primera vez que los contamos.

2 comentarios:

Cecil dijo...

Lo que es el punto de vista de cada uno:

Si la miro y me sonríe... será que algo le ha hecho gracia. Esa sería mi perspectiva.

Luego iría zumbando al kiosko, le llevaría piruletas y resultaría diabética. Esa sería mi suerte.

Supongo que le intentaría dar el primer beso y me llevaría la primera de un millón de bofetadas. Y esa sería mi historia.

Pero creo que soy feliz, oiga. Ya vendrán piruletas y besos a este rincón del mundo.

Norma dijo...

Cecil querido... vuelve a abrir el blog.