7 de enero de 2010

Años, uvas, regalos y nieve...

Hemos tenido de todo ya, y cuando te quieres dar cuenta toda esta feria ha pasado y uno se queda así como ... ¿Ya? pues jo.
Acabo de pasear por todos vuestros blogs y he descubierto un montón de novedades, y me alegro, y echo de menos entrar en esta casa cada día y contarle a algo o a alguien que hoy no me siento del todo bien, o que estoy nerviosa o que muero de felicidad. Así que doy un primer paso, voy a limpiar los rincones y sacar brillo a las copas, templar la casa y abrir una botella de vino.
Eso sí, esta vez no he hecho una larga lista de propósitos que ir incumpliendo a lo largo del año, total...
Este año improviso, qué demonios!

1 comentario:

Davidik dijo...

A mi se me han pasado rapidísimo, acabo de llegar al despacho por primera vez en el año, y me alegro de retomar la costumbre de asomarme a vuestros blogs antes de empezar a trabajar. Y dicho esto... voy a mirar el periódico y a seguir rezando para que mi director de tesis no aparezca en el chat y me pregunte que cuánto he avanzado durante las vacaciones... ¡Qué pocas ganas de ponerme a currar!!!