29 de enero de 2010

Tantas cosas que hemos perdido...

... y que después hemos vuelto a encontrar. Como tus labios y tu pelo, que va, y viene. Se queda apenas unas horas, unos días y vuelve a marcharse.
Y la amiga, que va, que viene. Y la ilusión, y el hacer bien las cosas.
Hoy tengo que tomar una importante decisión. A largo plazo, eso es lo peor. Y no sé qué hacer, la verdad.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Tan irreversible es la decisión? A veces las cosas son más difíciles en nuestra cabeza que cuando se ataca frontalmente... O no.

De todos modos, un beso

M

A corderetas con mi alma dijo...

Espero que una vez tomada (la decisión, claro), no te lamentes, sea lo que sea. Siempre hay que mirar hacia delante, nunca hacia atrás. Te lo dice una persona que vivía girada hasta hace poco.

Un besazo.