17 de febrero de 2010

3TY

Te diría, a veces, tantas cosas
que agotaría nuestros encuentros.
Te daría, además, tantos abrazos
que asfixiaría los recuerdos con cada nuevo contacto.
Te entregaría, después, algún pedazo
y algún recuerdo de este pequeño monstruo que creamos.
Y tal vez así, despacio,
podamos poco a poco separarnos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Hosti!

M