10 de marzo de 2010

Qué injusta...

es la web. Qué injusto el mundo 2.0. Qué injusto que llegue una chica nueva, joven, mona, atractiva y con don de gentes, de apellido Facebook y se cargue de un plumazo a la que hasta ese momento era la reina de la casa. La que te permitía crear una red de amigos virtuales más real... de 5, 10, 20 amigos no más... de qué sirve tener más de 100 amigos...
Hace cuatro años que me vine a vivir a esta casa... y aunque la abandono de vez en cuando es aquí donde mejor estoy.
No hay nada como el hogar, no hay nada como el hogar, no hay nada como el hogar...

5 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

Y pó dios , pó dios qué razón tiene usté. El único dios que existe es Hacendado y no ese tal Facebook que a todos nos hipnotiza.

Si yo no tuviera tanto frío en mi santo hogar, ya lo consideraría como tal. Y es que cada vez soy más feliz en casa y eso nunca me había sucedido.

Besines.

ani dijo...

Yo seguiré visitándote en casa, no lo dudes...
Home sweet home.

Muchos besos darling

Anónimo dijo...

Facebook es un bareto donde quedas con colegotas y está bien. A casa sólo invitas a los amigos, claro.

M

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.