1 de junio de 2010

Protestas? ¡Protesta tú!

Que no sé qué hacer, vamos. Que no me lo lleva el cuerpo.
No puedo cambiar de punto de vista solamente porque después de habérmelo currado como me lo curré cojan y me bajen el sueldo.
A ver, que me jode, como le jodería a todo el mundo, pero leo la prensa y se me cae el alma a los pies, veo la tele y más de lo mismo, millones de parados, trabajadores encerrados en las empresas por impagos, sueldos cada vez más precarios en la privada...
Y a mi alrededor ni siquiera hay consenso para que todos juntos podamos, los que quieran, salir a la calle y protestar.
Que es muy injusto? vamos, eso nadie lo pone en duda pero... miremos un poco más a nuestro alrededor.

3 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

Pues yo al principio me cabreé como una mona, porque si se hubieran hecho las cosas pensando en que la crisis no se iría sola, no habríamos llegado a esto.

Después seguí cabreada porque nos tocan a los de siempre, pero no tocan a los banqueros y aún siguen pensándoselo con las rentas más altas. Porque recortando por otros lados no habrían tenido que tocar sobre todo algunas ayudas sociales.

Luego pensé en mi pareja que está en paro y con la edad y el sexo que tiene está difícil que encuentre algo y no ha trabajado lo suficiente como para que luego le quede algo de jubilación (como a tantos otros). Al menos mi sueldo está ahí.

Ahora estoy resignada y pienso "virgencita que me quede como estoy" y que esto no vaya a mayores. Pero estoy escéptica, la verdad.

Y no creo que en mi sector se haga mucha huelga cuando te quitan más de 80 euros (sueldo del día más lo correspondiente a las pagas extraordinarias) y porque ya vemos cómo la educación se está yendo a la mierda y eso es más jodido que el que nos bajen el sueldo.

Ufff... menos mal que tengo médico pasado mañana y la rodilla como un huevo. Ni siquiera me lo he podido plantear.

Un besazo.

Lord Palumbo dijo...

Querido blog de crema y limón;

me alegro de verte tan resucitado. Perdona mi ausencia, mi falta de atención, mi descortesía. No fue el tiempo ni la falta de memoria, sino el mensaje de los crueles arqueros que portaban en sus dardos noticias de tu desaparición.

Siento calor. ¿Es el verano que enciende mis mejillas?.

Salud.

Norma dijo...

Bufff... y cada día el panorama es más desolador...

Querida Corde, no pensarlo mucho.

Querido Lord, sabes que siempre eres bienvenido ;-)