20 de septiembre de 2010

Ayns...

Desaparecida estoy... y más que debería estar. Estamos en fiestas, algo que para la mayor parte del mundo mundial es chachi. Fiestas en Oviedo, fiestas en el pueblo. Así que duermo mal (salga o no salga) y en consecuencia me siento mal. Si salgo, bebo (me siento mal), si bebo llego a las mil (me siento mal), tengo resaca (me siento mal) si tengo resaca no rindo al día siguiente (me siento mal), salgo con el coche y no puedo aparcar, con el consiguiente cabreo (me siento mal), la ciudad entera está patas arriba y huele mal (me sienta mal), la gente grita más de lo habitual y a mi, me sienta mal...
Total, que espero ansiosa la vuelta a la normalidad, vuelta al cole, a las rutinas, cervezas los jueves y algún concierto tranquilo, el silencio de las noches en el pueblo y la vida sana... quién me ha visto y quién me ve...

4 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

Ya ves!

Pronto me toca a mí y además vivimos en pleno centro de Zaragoza.

Paciencia, niña.

Besines.

Norma dijo...

Bufff... ya pasaron. Menos mal!
Ánimo pa vosotras... ¿qué tal el resacón del evento? me encantaron las fotos de la honey moon!!
Besinos

Lord Palumbo dijo...

Lord Palumbo recién llegado de vacaciones, se alegra mucho de no haberse enterado este año de las fiestas de St. Matthew.

Y es que uno se hace mayor y comprueba, no sin cierta nostalgia, que hay sitios y momentos en los que uno pagaría por... no entrar. Es la vida.

Que hable el mundo y calle el hombre.

Saludos, abrazos y besos, según el día.

Norma dijo...

Querido Lord... tú sí que sabes. Escapar de Oviedo en pleno San Mateo es ya de profesionales!!
Yo, encantada con la vuelta a la aburrida rutina ;-)