2 de noviembre de 2010

Cantemos, alegría!

Porque son ya seis años desde entonces,
porque no hay en la tierra, todavía,
nada que sea tan dulce como una habitación
para dos, si es tuya y mía;
porque hasta el tiempo, ese pariente pobre
que conoció mejores días,
parece hoy partidario de la felicidad,
cantemos, alegría!
                               Gil de Biedma

4 comentarios:

Lord Palumbo dijo...

Aunque el gusto nunca vuelve a ser el mismo, en la vida los olvidos no suelen durar.

Siempre oportuno G. d. B.

Norma dijo...

Ha sido un fin-de-semana-puente de interior. De mucho leer y cantar hacia dentro...

Lord Palumbo dijo...

jejejeje Una implosión cultural de tres lluviosos días de otoño.

No somos poetas porque no tenemos tiempo.

Norma dijo...

Me encanta lo de la implosión cultural ;-)