7 de noviembre de 2010

Maldito otoño

Ayer noche pedí un deseo. A una estrella, como se deben pedir los deseos. La miré fijamente y antes de que me dejase terminar un nubarrón de otoño se la llevó por delante.
Medio deseo no me sirve.

2 comentarios:

rombo dijo...

A veces, medio, puede servir... Según cuál sea. Pero como los deseos no se dicen, tu calladita, y espera, a ver si llega algo.

Norma dijo...

Tienes razon Rombo. En cualquier caso me tendré que conformar con medio.
Shhhhhhhhhhhh... yo espero.