5 de noviembre de 2010

Mundo(s) raro(s)

Y enlazando con mi comentario del post anterior... yo a lo mío. He de reconocer ya, plenamente, sin tapujos, y con toda la sinceridad del mundo, que soy una peliculera de la virgen...
Me encanta imaginar las vidas de los otros. Conocidos o desconocidos. Fabricar las historias, sus otras historias, las que no se muestran a simple vista.
Y claro, en el caso de conocidos, el tiempo me dice que como vidente soy horrible. 
Soy una peliculera. Qué le voy a hacer.
Si esas historias fueran verdad, viviríamos en un mundo extrañísimo.
Pero divertido.

7 comentarios:

mensajes claro dijo...

No Creo que sea bueno crear historias de des conocidos , en que te podrías basar , Eso se llama ficción.

Msd

Norma dijo...

Tampoco creo que sea malo. Y tampoco van más allá de mi cabeza, no veo el peligro, la verdad.
Ficción... de eso se trata.

Lord Palumbo dijo...

Con todo el respeto Msd, no quiero entablar una discusión y menos en un espacio donde no soy más que un invitado, de verdad, pero:
menos mal que existe la ficción y todo lo bueno que de ella se desprende. Cine, literatura... historias de desconocidos muchas veces.

rombo dijo...

Jo tía !!! Yo mismo podría haber firmado todo esto que dices... He sentido que estaba leyendo a mi otro yo...(o a mí mismo) jajaja

Norma dijo...

Palumbo, viva la ficción. Si no fuera por esos momentos de realidad paralela y aumentada me habría vuelto loca hace mucho tiempo.
Rombo, pues es un honor. También me ha pasado contigo.
Besos, a todos.
;-)

Sue dijo...

Pues ahora me pica la curiosidad, oye, ¿qué has imaginado de mi? ...

Norma dijo...

Jajajaja, Sue!!!
Eso prefiero desvelarlo delante de una cervecita algún día!
Besos