14 de noviembre de 2010

Timando al personal

Más de una vez me he puesto de uñas cuando las personas cercanas a mi insinúan que los funcionarios no trabajamos. Sigo y seguiré haciéndolo una y mil veces si hace falta. Aquí se trabaja, no sobra tiempo y hay mucho, muchísimo que hacer.
Otra cosa es que se emplee el tiempo en hacer cosas inútiles. Que también. Y mucho.
Reuniones interminables (en los primeros 10 minutos se podía ventilar el tema sin ningún problema). Pero queda mucho mejor echar 3 horas. La de dios. Hay tanto que debatir.
Informes, actas, papeleo sin fin. Que no digo yo que no sea necesario... pero es que lleva una cantidad de tiempo para que luego nadie mire para ellos... 
Total, que aquí estamos metidos, trabajando. De verdad, creedme. Aquí se trabaja.
Eso sí, cuando me toca hacer/asistir a alguna de estas actividades inútiles tengo una sensación de estar timando al personal...

4 comentarios:

rombo dijo...

Por mucho que te esfuerces en contarlo creo que es casi imposible quitar esa fama...
Pero se agradece mucho tu intención.

Norma Desmond dijo...

Ya hijo ya, y sin el casi. Esa fama no nos la quitamos de encima en la vida...

a corderetas con mi alma dijo...

Es como la fama de los maestros-profesores...
Si tanto le mola al personal y tan privilegiados somos, no sé por qué no se hacen todos maestros... No te jode!

Norma dijo...

Jajaja, Corde. Ya sabía yo que este post te iba a tocar la fibra ;-)
Besinos