16 de diciembre de 2010

Contención

Ver según qué películas puede hacer más daño que bien. Llevo de un par de días intensos, de películas intensas, protagonistas con los sentimientos a flor de piel... Intensidad, vamos. En estado puro.
Luego una vuelve al mundo real y flipa. 
Todo está contenido. 
Las cosas no se dicen. Los sentimientos no se muestran.
Echo de menos la intensidad de hace años, la alegría y la tristeza eran como más alegría y más tristeza.
Pero hoy empiezo mi fin de semana.
Todo lo demás me da igual.

6 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

Tienes razón. este mundo está tan contenido que si te sales un poco de esa pose te miran flipando.
Curiosamente ayer intenté ser contenida y me lo notaron tanto que hubo mosqueo incluido. No sirvo para ser una persona totalmente contenida, pero eso no quiere decir que vaya diciendo y haciendo todo lo que se me ocurre. Vamos, creo que he aprendido.... creo.
Y es que esto de imitar a los ingleses... ¡Se me da tan mal!
Por cierto, yo con las pelis hago mi pequeña catarsis y me quedo como nueva.
¡A pasar buen fin de semana! Besines.

rombo dijo...

Igual que quieres las cartas como antes (y lo has hecho); también puedes intentar tener tú misma los sentimientos como antes. Es dificil, pero ...se puede hacer.
Felices días...!!

Norma dijo...

Corde, Rombo... parezco la abuela cebolleta recordando tiempos pasados...
En fin.

rombo dijo...

Jajaj. No. Eso te hace especial. Mira que yo pienso sobre tí que eres como una pequeña caja de sorpresas que si está cerrada no imaginas lo que pudiera haber dentro... Y al abrirla...puede pasar de todo...

A corderetas con mi alma dijo...

Bonita definición, Rombo.

Norma...¡A mí no me quites lo de la agüela cebolleta! No fastidies, no eres ni de coña asina como dices.
¡Lo sabré yo, que te conozco, jajajaja!

rombo dijo...

Corde, es así Norma, verdad? Tú que dices que la conoces...