8 de diciembre de 2010

Raíces

He pasado unos días en el pueblo. Un pueblo fantasma, apenas 20 personas parapetadas tras los cristales de casas centenarias. 
He vuelto a los orígenes. He pasado frío. Me he calzado unas botas para recoger grelos y he preparado filloas. Me he abrigado como hacía años para bajar a tomar un vino y en los bares, junto a las chimeneas hablamos de lo divino y de lo humano. Hemos cenado en compañía y probado el licor café de este año.
Y me ha gustado. Mucho. La experiencia y el licor café.
Y me apena pensar que está tan lejos, que mi vida y mi trabajo están aquí y que no puedo juntarlo todo. Me gustaría poder vivir allí y recuperar tradiciones.
Hacer vino.
Plantar flores para la primavera.
Y matar un cerdo todos los años.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo de matar un cerdo también lo puedes hacer en la ciudad...

Ahora en serio.
Volver a las raíces no viene mal de vez en cuando, aunque solo sea por no perderlas de vista, que está la cosa muy mal y nos alejamos de lo importante.

Si yo fuera más valiente de lo que soy pasaría de esta ciudad marchita y de este trabajo de mierda y me iría a pasar con mi abuela sus últimos días. Allí, en el pueblo en que pasé mi niñez. Solo con pensarlo me siento mejor, así que imagina si lo hiciera.

Suerte la tuya que has podido recuperar tus raíces y coger aire para seguir adelante.

Bonitos recuerdos. Bonito post.

Sue.

Norma dijo...

Sue, la verdad es que reconforta de lo lindo. He disfrutado con cosas que antes me pasaban completamente desapercibidas.
Pero claro... NY también me atrae!!
;-)

rombo dijo...

Norma...ha sido bonito, muy bonito. Es quizás de lo mejor que uno puede leer en este mundo de los blogs. Lo has contado tan bien que hasta he sentido el olor a pueblo, he escuchado los sonidos del pueblo, he sentido ese frío, ese bar de pueblo con sabor a "hogar dulce hogar"...
Más a menudo hay que hacer estas cosas...

Norma dijo...

Sí Rombo. Estas cosas hay que hacerlas más a menudo. Son parte de mi vida, de la vida de mis padres, de la de mis abuelos... y qué demonios, este fin de semana he decidido que no voy a dejarlo morir en mi.

rombo dijo...

Bonito. Tengo que hacerlo... (me has dejado pensando en ello...)

Lord Palumbo dijo...

Por dios, que nos devuelvan a Cecil!!! (jejejejeje)

Norma dijo...

¡Qué malo eres Palumbo!!!
;-)