27 de enero de 2011

Limpieza

Mi casa virtual es una preciosa casa familiar.

Tiene sus cosas, como todas las casas. Pero es bonita. 
A mi me gusta, mucho.
Es pequeña, acogedora y, repito, familiar.
De vez en cuando se ensucia más de lo que a mi me gustaría.
A veces, los perros vienen a mear a la puerta y huele fatal.
Como es luchar contra los elementos, yo intento ignorarlos.
Pongo flores y abro las ventanas.
Tal vez contrate un sistema de alarmas y reciba en mi salón a mis invitados directamente.
Me pone de bastante mala uva, pero así podré mantener mi casa alejada de los perros y los ladrones.

5 comentarios:

rombo dijo...

Llevas una semana un poco... no sé. Diría que no-positiva.
Besos.

Lord Palumbo dijo...

Tu casa es limpia, alegre y soleada como un relato pastoril de Maupassant, mon amí; como un vestido de flores un día de viento y como el primer lametón a un helado de vainilla.

Hala.

Norma Desmond dijo...

Rombo... bien dicho. Exactamente eso. No-positiva. Sin embargo, me siento extrañamente bien.
Palumbo, gracias. Mi casa es bonita. ;-)

Sue dijo...

¿Llego tarde para la felicitación?
Pues felicidades.

Yo ya paré de contar los años de Cartografía. Me entristece ver que se está convirtiendo en una vieja chocha.

Y pasa de los anónimos que mean a la puerta. Te compras unas tijeras de podar y les cortas la picha cuando lo intenten. Y si no es la picha lo que tengan.

Un beso.

Norma Desmond dijo...

Sue, ¡nunca llegas tarde!! Gracias, muchas. Y sobre todo por el consejo, jajajaja.