25 de febrero de 2011

Crónicas de una superheroína III

Desde hace un par de días puedo leer la mente. Es agotador. Podéis creerme. Agotador y sorprendente.
Hay personas aparentemente vacías, sosas y anodinas que piensan cada cosa... alucinaríais, de verdad. Debajo de una capa de timidez y aparente "aborregamiento" hay pensamientos realmente interesantes. He descubierto que tengo a mi alrededor verdaderos genios, artistas, personas extremadamente sensibles, delicadas... 
Claro, como ya os estaréis imaginando, también me he encontrado con todo lo contrario. Personas que bajo una apariencia de autenticidad, imaginación, transgresión y demás solo esconden pensamientos vacíos, envidias, mal rollo...
Como superheroína que soy no sé muy bien qué hacer con esto. De momento lo estoy utilizando en círculos cerrados para sorprender a las personas que quiero y tengo a mi alrededor. Doy un beso cuando mentalmente lo reclaman, un abrazo, una caricia, sonrío cuando piensan que estoy enfadada, me disculpo cuando surge la duda y agradezco. (Gracias es una palabra que no se utiliza mucho últimamente. Me vengo fijando desde hace un tiempo...).
Parad, parad, parad!!! que a través de la internet también puedo leer vuestros pensamientos!!!
Os quiero.

7 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

¡¡¡Me has leído la mente!!! Yo también us quiero a vos!

Pues me encantaría saber qué quiere la gente de mi alrededor para poder dárselo, porque soy un poco torpe a veces. Lo de las heroínas ya sabes cómo es, tienen sus cosas malas y su cosas buenas. A veces es agotador ser una Superheroína. Por eso yo lo dejé y me convertí en una mortal más. Por eso y por lo de la capa de las narices.

Me gustan las heroínas, me gustas tú.

Norma dijo...

Corde, tal vez yo acabe pasando también de los superpoderes... no lo sé. Voy a probar un poco más.
Muchos besos

Sue dijo...

Eso es como tener rayos x en los ojos y ver a la gente desnuda, y puede ser muy desagradable o muy agradable, según.
¿Y no tienes algún mecanismo (no sé, el tacón del zapato, la patilla de la gafa de sol) que al accionarlo te permita no tener el superpoder por un rato? Lo digo para descansar, porque ciertamente debe ser agotador.

Y sí, lo has acertado, estoy pensando en hacerme un pan tumaca para cenar y ver una peli de Woody. La noche de viernes perfecta.

Un beso.

rombo dijo...

Jajjaajaj, siempre me han molado tus superpoderes, jajajajaj.
A ver, que los pruebo...¿qué estoy pensando ahora?????

Norma dijo...

Jajajaja, Sue, pues de momento no, pero ya sabes que voy poco a poco descubriendo las bondades (?) de esta nueva situación...

Rombo, Rombo... tu lo que quieres es que me cierren el blog por escándalo público no? ;-)

rombo dijo...

Vaya !!! veo que los super- poderes funcionan; uaaaaaauuu.
Lo que pensaba..., lo que pensaba era un escándalo !!! y es mejor no reproducirlo....
Me das miedito...

rombo dijo...

Eh, que ahora me re-leo, Que no me das miedito. Molas.
Un beso.