4 de febrero de 2011

Siesta

A veces hay regalos fabulosos.
Como por ejemplo que alguien te diga:
- Ven, échate conmigo un rato -
- Vamos a dormir y vamos a querernos. -
- Hazme un hueco y abrázame. -
Y que el sol entre por la ventana.

Lo que suena en el iPod: Lay with me awhile (Mr. Lee Wolfe and The Pink Rangers)


5 comentarios:

a corderetas con mi alma dijo...

Eso mismo le estaba diciendo yo ahora mismito a mi mujera, que está malita. Pero... ¡es que ella no me hace caso!
Alguna recomendación?

Norma Desmond dijo...

Cántale al oído ;-)

rombo dijo...

Uaaauuuu, eso es lo mejor que te pueden decir...

a corderetas con mi alma dijo...

Pue sno ha dado resultado... Creo que estoy perdiendo mi feeling... :-(

Norma dijo...

Rombo, es de las mejores cosas que se pueden decir ;-)
Corde, no sé qué ha podido fallar en el plan... ¿qué le has cantado? ;-)