14 de febrero de 2011

Ya no me sirve el vestido (XV)

El temita en sí lo tenía pendiente desde hacía mucho tiempo. Pero nunca encontraba el momento adecuado para enfrentarme a él y solucionarlo.
Ahora, de nuevo instalada en una vida de prestado, podía al menos intentarlo.
Todo el que tiene uno sabe que poco a poco va formando parte de ti, de tu piel, de tu sangre y de tu esencia.
Para bien y para mal.
Pero había llegado el momento de deshacerse de él, de cambiarlo por otro. A estas alturas de la película ya no tenía sentido.
El lugar escogido ofrecía, la verdad, pocas garantías. No era ni muy grande ni muy chico, no estaba ni muy limpio ni muy sucio, y no había (creo) suficiente luz como para hacer un trabajito fino.
Mientras esperaba en un cuarto escuchaba el ruidito de la máquina que tan nerviosa me había puesto siempre.
- Tengo un precioso tatuaje en el vientre y estoy aquí para cambiarlo por otro - 
- Suele ser habitual. Uno decide marcarse para siempre pero acaba cambiando de opinión - me espetó - Yo los mantengo, son parte de la vida, me recuerdan los errores pero también las victorias - 
Mientras me echaba la crema con anestesia recordé todas las veces que ese pequeño tatuaje había estado en contacto con otra piel.
Pensé en la habitación, tan hostil al principio, tan familiar después. La cama, el campo de batalla.
Yo contra mi misma.
El ventilador del techo, la luz.
La respiración acelerada y los olores.
El calor, y el frío después.
Mis labios, los tuyos...
- Espera!, no. Déjalo. Al final le tengo cariño. Me gusta esa letra de ahí, puede quedar bonita, no crees?. Venga, sí. Aquí, en la muñeca. Uy, sí duele un poco. ¿Falta mucho? Creo que me estoy mareando. Bufff, por fin. Sí, ya sé el procedimiento, ahora la cremita y cura diaria. Qué chulo, me gusta mucho. Por cierto, ¿qué significa exactamente esa letra?
- "En venta". Significa "En venta" - 
- ¿Tienes algo para beber por ahí? - 

5 comentarios:

rombo dijo...

Me he metido en la historia, me he metido... y he llegado a sentir calor, frio, labios, ventilador, mareo... Todo eso...
Escribes muy bien, o al menos, a mí me gusta.

A corderetas con mi alma dijo...

¿En venta? Madre mía, parece que en realidad suponga... "derecho de pernada".

Yo, que nunca me he tatuado, me he agobiado un pelín, quizás porque el sitio me ha recordado a una isla con mucho calor, mucha salsa y poco money... Ya sabes.

Dejarse llevar es tan bueno a veces...

Norma Desmond dijo...

Rombo gracias!.
Corde Ra, imagínate el papelón. Hacerte un tatuaje sin saber lo que significa y cargar con un "En venta" por los siglos de los siglos...

Sue dijo...

Bueno, no sé qué decirte, entre un "en venta" y un "churry como te quiero" creo que me quedo con el primero.

Soy algofóbica, no podría hacerme un tatuaje. Al menos estando consciente.
Pero me gustan.
Tendré que esperar a emborracharme otra vez.

Me gustan tus historias Norma Desmond.

Norma Desmond dijo...

Jajaja, qué bueno Sue. Mucho mejor "En venta" que "Te quiero Fulanín".
Sue, yo tampoco. Si quieres un día nos emborrachamos hasta caer de culo y después nos hacemos un tatuaje (madre mía, solo de pensarlo... vaya estampa).
Me gusta que te gusten mis historias Sue.