22 de marzo de 2011

Cerrando etapas

Y así, hay días en los que de repente te cambia la vidina.
Ya nada, ni nadie volverá a ser igual. Ni yo misma, quizás, yo la que menos. De repente estás obligada a crecer de golpe, enfrentarte a tu vida, dejar de hacer el pijo por ahí.
Dejas de ser hija para pasar a ser padre de golpe, en cuestión de minutos, de segundos. Sin polvo ni embarazo de por medio.
Todo deja de tener sentido, todo deja de tener EL sentido que tenía hasta ahora.
Se acabaron los lloriqueos, ahora hay que llorar hacia adentro.
Todo deja de tener sentido, lo sé, esto ya lo he escrito. Pero joder, es que TODO deja de tener sentido.
Incluso este blog, este post, estas líneas.
Hasta aquí hemos llegado.
No es que quiera ser el centro del universo ahora mismo. Ahora no. Pero sí os pido que no os preocupeis, de verdad. Sé que volveré porque esta es mi casa y es mi espacio.  Y contestaré a los post y volveré a escupir chorradas.
A lo mejor mañana mismo, quien sabe.
Aquí estoy contando mi vida, esto sí que es triste. Pero qué cojones, ahora es lo que necesito y para eso el blog es mío.
Os quiero mucho, a todos.

5 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

Por aquí y por ahí afuera tienes una maña que te apoya y te quiere.

Si tú dices que no me preocupe, no lo hago... o por lo menos eso te digo.

Nada, que aquí estamos (la catalana de mi lado se apunta, claro) para lo que quieras o para permanecer en silencio. ¡Faltaría más!

Espero que TODO vuelva a tener sentido pronto y que lo malo pase... No hay más, creo.

Un besazo, guapa.

Sue dijo...

Sea lo que sea que te ocurre espero que si es malo se pase pronto y si es bueno no termine nunca.
Yo, por lo pronto, seguiré aquí escuchando tus canciones y leyendo tus letras. Y si necesitas desahogarte solo tienes que escribir.

Un beso Norma.

Lord Palumbo dijo...

Pues es un fastidio y lo siento. Porque el paso diario por tu blog era una visita que me gustaba mucho.

Un rincón cálido donde no se hablaba del madrid, del barça, de ZP, del otru, de la guerra, de la crisis... Tú también habías creado un pequeño Refugio. ¿No era eso?.

Una lástima de decisión que, por supuesto, se respeta. También yo he dejado de verle el sentido a ciertos sueños y te puedo entender.

Un beso. Eso es: un beso muy fuerte.

rombo dijo...

Oh no...Quiero y no quiero leer que esto es un cierre. No, no quiero leerlo. Me quedo con "mañana volveré a...".
Norma, un beso muy grande.

Anónimo dijo...

Quiérote, mucho

M