29 de abril de 2011

Rendijas

- Shhhh... calla. No digas más. No digo más. Pero déjame espiarte por una rendija -
- Claro. Esa rendija es tu rendija. No soy yo quien debe cerrarla -
- Pero tú puedes hacerlo. Tú tienes los medios necesarios para hacerlo - 
- Ya. Pero no lo voy a hacer. Ciérrala tú si lo tienes tan claro - 
- Al final todo depende de mi - 
- Bueno la rendija está ahí, pero puedes no mirar... - 
- Ya claro. No me lo pones muy fácil - 
- ¿Y qué esperabas? cada uno carga con lo suyo - 
- No creo que pueda soportarlo - 
- Yo sí. Voy a beber hasta caer redonda - 

Buen fin de semana. Me voy. Escapo estos días a celebrar, a dar besos y abrazos.
Esta ha sido una extraña semana de reproches en silencio y sobre todo de silencios que reprochan.

4 comentarios:

rombo dijo...

Yo, por la rendija, miraría...
Pásalo bien.
Beso.

Norma Desmond dijo...

Normal, a ver quien se resiste a una rendija... ;-)
Gracias Rombo, bs.

Sue dijo...

Que usted lo bese y abrace bien.

Hasta la vuelta.

Un beso.

Norma Desmond dijo...

Abrazados y besados con éxito. Ya en casa... cuidando la resaca...
Besos