8 de abril de 2011

Uys...

... acabo de enviar el e-mail que JAMÁS debí haber enviado.
Vaya cagada más gorda.
Hay que ver, tan indecisa la mayor parte de las veces y hoy voy y me dejo llevar por un arrebato.
En fin queridos, feliz viernes.
Ya está, ya me está sonando el móvil.
Jo.

6 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

Ainnnns! Anda que no me ha pasado a mí veces!
Pero bueno, no sé, si lo has hecho mal puedes pedir perdón sinceramente y si sigues pensando lo mismo que cuando escribiste el mail es que igual tenías que decirlo y lo has hecho.

En realidad no sé qué decirte. La he cagado tantas veces enviando emilios que no debería haber mandado... Ufff, mucha suerte!
Un besín.

PD: En la entrada de cicatrices no se quedó mi comentario... Me pasa mucho últimamente... Jooo!

Norma dijo...

Jo. Claro que sigo pensando lo mismo, lo que me pregunto es... ¿era necesario?.
En esas ando.
Besoides

Sue dijo...

Uff, Norma, tranquila, eso es lo normal, enviar mails y luego arrepentirse.Nunca es necesario, nada lo es en realidad (o casi nada), pero se hace y ya está.
Tampoco hay que darle más vueltas...
¿No?
Bueno, no sé.

Besos.

Norma dijo...

Sue, fue grave, pero ahora ya poco puedo hacer así que nada... tal vez mande otro de disculpa, sirva o no sirva para nada...
Besinos

rombo dijo...

Si lo pensaste, lo escribiste... es que en el fondo querías mandarlo... Ahora, ya no hay nada que hacer. Saldrás de ello (como la última vez, pero con más experiencia).
Beso para tí.

Norma dijo...

Gracias Rom!
;-)