18 de abril de 2011

Zas, en toda la cara...

Veréis. Soy lenta de reflejos. Muy lenta. Me pasa en mi vida privada, me pasa en mi trabajo, me pasa con mis amigos, con mi familia, con mis vecinos... Nunca reacciono a tiempo.

Quién no se ha visto en situaciones que le llegan así, de golpe, como un manotazo en la cara. Me refiero a esas situaciones, palabras, reacciones que no las ves venir ni de coña. Ojo, y no me refiero solo a cosas negativas, no. También a las cosas buenas. Sobre todo a las cosas buenas.
Pues en esas situaciones yo me quedo como... ¿recordáis esas ovejas que ante un sonido fuerte se quedan paralizadas y se caen al suelo? buscadlo en youtube (ovejas+susto). El vídeo es buenísimo.
Lo importante en esos casos es no salir con lo primero que se te pasa por la cabeza porque generalmente no  es lo acertado. Nunca es lo acertado.
Después viene el sentirse estúpida, claro. Poner cara de poker y seguir para adelante. A veces también llega la rabia, la mala leche, o simplemente la consciencia. 
Sé que no le pasa a todo el mundo. Conozco personas con una agilidad mental envidiable. Que en esas situaciones no dejan lugar al estupor y zasca, la palabra perfecta, la mirada perfecta, la risa o el darse la vuelta  y marcharse sin más.
En fin. Este es un pequeño ejercicio de reflexión para mi misma. Poner por escrito para recordarlo cada vez que pase por aquí.
Bs. Os deseo toda la felicidad del mundo.

8 comentarios:

A corderetas con mi alma dijo...

Yo soy de las que reacciono... sí, pero muy tarde.
Y cuando lo hago, generalmente cuando la situación está pasada, me salen comentarios geniales, reacciones insólitas y todo tipo de salidas que no me salieron en el momento. Y me da una rabia que no veas. Sentirme estúpida es una de mis especialidades, porque sí, querida Norma, yo también soy de las que reciben en toa la boca.

Si sabes cómo se puede arreglar la torpeza, dímelo. O ponlo por escrito... yo también suelo pasarme por aquí.
Besos torpes.

rombo dijo...

Yo antes era así. Con el paso de los años voy reaccionando mejor...
Beso Norma.

Norma dijo...

Corde, entonces ya sabes lo que es.
Es verdad lo de los comentarios geniales, reacciones insólitas y demás. Siempre a toro pasao.

Rombo, pues tú me dirás el secreto...

rombo dijo...

No hay secreto... Reacciono mejor sin saber el motivo...

Sue dijo...

A mi a veces me ocurre que cuando me dicen algo negativo o que yo considero un desatino, el típico comentario que quiere ser gracioso del tipo o la tipa gris que no entiende más que lo que mastica y no ve más allá de sus narices, pues me ocurre que tengo la palabra perfecta o la frase perfecta para el susodicho, pero no la suelto porque me resulta demasiado hiriente. No sé por qué pero en seguida me viene un cargo de conciencia que me impide contestar y ser cruel (aunque ese tipo/tipa lo haya sido conmigo).
Por eso me callo, aunque no siempre, porque una no es idiota siempre.

Con los comentarios positivos o cumplidos excesivos solo sé reaccionar de una forma: "Gracias" y media vuelta (toda colorada).

El otro día un compañero de trabajo (bastante baboso) me dijo algo que me resultó muy desagradable (aunque supongo que para él era el colmo de los piropos) y no pude reacionar. Sabía exactamente lo que quería decirle ("pues tú cada día estás más gordo y más feo") pero no lo dije por educación y porque no quiero (más) líos.
Ahora, a la próxima no voy a ser tan discreta.

En fin, Norma, que no eres la única.

Norma dijo...

Rombo, será cuestión de entrenar...

Sue, lo sé. Le pasa a mucha gente... pero es que me da una rabiaaaaa...

Anónimo dijo...

Pos yo... depende del día, pero a veces me pasa lo que a Sue, sólo que últimamente me la suda y lo suelto porque la peña es idiota y se merece que se lo digan, aunque no sirva de nada :-)

M

Norma dijo...

Qué bueno, M!
Besín