20 de mayo de 2011

... y de cómo Y acabó por rematar la faena.

- Qué hemos hecho...
- Nada, no hemos hecho nada.
- Hombre muchas gracias, por lo que me toca, digo. Yo me lo he pasado muy bien y me da la sensación de que tú también.
- No digas tonterías.
- Entonces? qué pasa con todo lo que me dijiste ayer? al llegar a casa, al tomarnos la copa, antes de, durante y después. Por el amor de dios, que esto no fue solo un polvo, bueno, dos.
- Piensa lo que quieras. Piensa pero no me digas nada, no quiero escuchar: ni lamentos, ni promesas. Yo estoy tranquila, así que déjame en paz.
- Hombre, muy bonito. Como la señorita está tranquila yo tengo que quedarme así, medio en bolas, con cara de estúpido sin entender absolutamente nada de lo que ha pasado en las últimas diez horas.
- Es muy fácil de entender: esto estaba pendiente, yo lo había pensado, tú lo habías pensado. Lo hemos hecho, yo he conseguido vengarme y tú has perdido la última oportunidad que te quedaba con ella. Ya está.
- Buen resumen. Visto así...
- Pues eso.
- Pues vale. ¿Un café?

7 comentarios:

Eleanor Rigby dijo...

Vaya... osease que ella lo hizo por venganza? y ella sabía que si él lo hacía perdería la última oportunidad con ella?
Joder, no sé de qué va la cosa, pero me gusta!

Norma dijo...

Bueno, pues básicamente sí.
Me gusta que te guste ;-)
Bs

Sue dijo...

Yo me he liado un poco, la verdad. Mañana lo vuelvo a leer a ver.

Me voy a Sol!

Un beso.

rombo dijo...

A mí no me suele gustar el "después de". Me quedo con el antes y con un durante que no acabe nunca...
Beso.

Norma dijo...

Jo Sue, no me extraña que te hayas liado. Si me he liado hasta yo...
¿Qué tal por Sol?
Beso

Norma dijo...

Hombre Rombo... ¿por qué?

Sue dijo...

Seguimos en la lucha.

Besos.

PD: Creo que ya lo entendí.