27 de junio de 2011

Bien!

Hay ola de calor, vale. Pero aquí estamos felices como perdices!!
Superado el primer día de playa, el bajón de ponerte el bikini el primer día del verano, blanco nuclear, un poco de panza y el no saber ni cómo ponerte en la toalla.
He inaugurado oficialmente el verano con sol, playa, baño, sidras, patatas tres salsas y terraza.
Mañana, dicen, nos baja 10 grados la temperatura... esto es así...
Feliz día, feliz semana!

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya está bajando la temperatura así que una vez más, acertarán.
Beso!
L.

Sue dijo...

Anda, no te quejes. Vives en la tierra más bonica y con el mar cerca. ¿Que baja la temperatura? La subes con tus ojos y tus caderas. ¿Que se acaba la sidra? A por otra.
Yo también inauguré el verano en el mar.
Qué ganas!
(ya se me ha quitado un poquito el mono)

Besos.

Norma dijo...

L. aprovechemos pues!

Hoy no me quejo Sue!!! jajajaja.
Muchos besos!

a corderetas con mi alma dijo...

Pues aquí hoy 39, 40 grados y subiendo. La ola de calor me va a dejar más seca que la mojama y encima hoy no s hemos enterado que la jefa de mi chica no le paga las vacaciones. Así que disfrutar, lo que se dice disfrutar... poco.

¡Qué suerte vivir en un sitio de mar! Enjoy it! ;-)

Norma dijo...

Corde, vamos bajando en picado. Ahora mismo ya solo hay 19 grados, ya llovió, ahora sale el sol otra vez...
En fin, pero sí. Tener el mar a tiro de piedra mola... ;-)
Besinos

Sue dijo...

19 grados! Qué ricos!

Llevo todo el día aplatanada con este calor!

Norma dijo...

Y... como era de esperar hoy amanecimos con orballo, 15 miserables grados y el cielo encapotao...
Menos mal que yo tengo el día liadísimo y no me va a dar tiempo ni a cagarme en yo que sé...
Besín

rombo dijo...

Cuentas el primer día de playa de una manera...que casi mejor lo que dices...que bajen las temperaturas y venga el orballo (me lo contaron en la escuela y aún me acuerdo). Orballo, que bonita palabra...
Beso.

Norma dijo...

Jajajaja, Rombo. Mi primer día de playa ES así. Ahora ya está superado!!!

Orballo... la palabra será bonita, pero... ayns!
Besos