27 de septiembre de 2011

Hablar claro

Siempre he tenido serias dificultades para eso. Para hablar claro, digo.
Me he instalado en un mundo gominola en el que continuamente me visualizo enviando señales. Una, otra, otra... sin respuesta. Y  me extraño, y me enfado, y desespero porque a mi, en mi cabeza (está claro) me parecen señales claras, directas, evidentes, esperanzadas...
Y nada, nunca recibo nada porque en realidad nada envío. Todo esto sucede en silencio, en esa especie de mundo paralelo que me he creado hace mucho tiempo, y que alimento con mimo un ratito cada día.
Y por el medio se me escapan los días, el tiempo, las oportunidades... y lanzo entonces una llamada desesperada, como el que ve venir la muerte, "con el alma cubierta de dolor" pero se muere en ese mismo instante. La llamada, no yo. Porque ni siquiera sale de mi boca. Imagino una especie de transmisión telepática, una mirada, un leve intento de separar los labios que debe, TIENE que ser suficiente.
Pero nada, no sirve. Y tomo entonces la determinación de hablar, y no me salen las palabras, probablemente por falta de práctica. Como la primera vez que echas un polvo. Ni idea. Ni falta que hace.
Así que todo queda en un intento estúpido de dar un paso más, y me lanzo señales a mi misma, que yo me entiendo. Y me tranquilizo entonces. Y me río... hay que ver. Al final me río.

13 comentarios:

rombo dijo...

Has hablado claro. Y te digo, Norma, que de nuevo, te has superado y acabo de leer a la mejor Norma escritora que hasta ahora he leído. Un placer inmenso tener la oportunidad de visitar este lugar. Y tranquila... si al final ríes, todo va más o menos bien..
Beso.

Norma dijo...

Pues verás Rombo, puedo decirte que incluso intentándolo, con esta entrada tampoco he hablado claro.
Tampoco.

Beso

Norma dijo...

Blogger se está volviendo loco y no deja a mi querida Sue comentar.
Estimada, me consuela y mucho comprobar que también en esto tenemos algo en común. Enviaré señales, lo haré.
Y tú las pillarás.
Beso grande!

Tracy dijo...

A la gente nos falta sensibilidad para captar tus señales, mejor que hables, visto lo visto.

Norma dijo...

Tracy, sin ninguna duda. Mejor hablar que enviar señales. Pero no sé hacerlo de otra manera.
Son muchos años ya (muchos!) haciéndolo así y cambiar ahora me parece (sinceramente) muy complicado.

Bs

Anónimo dijo...

Siempre esperas que los de alrededor hagamos/digamos/reaccionemos no se sabe muy bien qué o a qué...
Para mi es un poco desesperante... pero aun así te tengo cariño.
L.

Norma dijo...

L. pues no me dices nada nuevo. Claro que espero cosas y que vosotros no entendeis mis señales... pues vaya cosa, de eso precisamente habla la entrada.
Creo que yo no te tengo tanto cariño como tu a mi.
Bs.

Sue dijo...

Bueno, ya está bien. Se van a grabar mis coment o no?
Cagüen....

Espero.

Norma dijo...

Siiiiiiiiii!!!!!

noe dijo...

La comunicación con palabras ya es un rato difícil así que imagínate por "señales".
Ese "entendimiento" que quieres (probablemente sólo te interesará con determinadas personas) sólo se consigue con muy poca gente. Es como cuando miras a alguien ya ya sabes lo que está pensando, como si existiese un canal invisible que os une.
Aunque tal vez envías esas "señales" para que sean descubiertas porque en el fondo, hablar claro es exponernos en la batalla sin ningún tipo de escudo.

Bss
(Pedazo rollo comentario acabo de poner... jajaja)

TORO SALVAJE dijo...

Inténtalo una y otra vez.
Cuando lo logres te sentirás mucho mejor.
No hacerlo es una carga insoportable.

Besos.

Norma dijo...

Rollo nada y una verdad como un templo Noe.

Beso

Norma dijo...

Gracias por el consejo Toro, lo intentaré...
Beso