25 de diciembre de 2011

Esta vez sí... en domingo.

Hace seis años, montados en un coche, tal día como hoy nos íbamos a despedir a Rosiña.
La mujer buena, la más hermosa, la que con sus ojos chiquitos nos reconfortaba, nos contaba historias divertidas, la niña grande, como una hermana, como una hija.
Seis años después y parece que fue ayer mismo.
No pude demostrarle lo mucho que la quería.

9 comentarios:

jota dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jota dijo...

Es una tarea que a la mayoría de los mortales nos queda pendiente. No aprendemos a que tal vez mañana será demasiado tarde.

Un abrazo

Tracy dijo...

Siempre quedan esas sensaciones de no haber dicho todo aquello que deberíamos.

tina dijo...

abrazo enorme, se lo estás diciendo.

Norma dijo...

Jota, no aprendemos. No aprendemos.
Tracy, y no veas cómo pesan.
Tina, otro enorme para ti.

Besos, empezamos año!!

noe dijo...

Opino lo mismo que jota y que tracy pero estoy segura de que de alguna manera se lo demostraste.

Grisselle dijo...

Me gusta, sí, sí.

Norma dijo...

Noe, me gusta pensar eso...
Griselle, ;-)

Bs

TORO SALVAJE dijo...

Me ha pasado con algunas personas.
Y duele.

Besos.