19 de diciembre de 2011

Grand Place

(Foto: Google)
Todo era muy raro. Habían hecho todo el viaje sin dirigirse la palabra. De vez en cuando se miraban, para creérselo un poco más, y se rozaban las manos. Como el que se da un pellizco para comprobar que está despierto.
Él se había encargado de todo. Ella apenas podía dejarse ir. 
Junto a la ventana del hotel se abrazaban casi por primera vez.

5 comentarios:

Tracy dijo...

En Bruxelas y como telón de fondo la Grand Place. No está mal, pero que nada mal.

Norma dijo...

No señor, Tracy. No está nada mal...
Bso

rombo dijo...

Jooo, qué bonito. Genial !!! la sensación que cuentas !!

Sue dijo...

Me gusta ese viaje silencioso y tranquilo.
Y ese primer abrazo en una ciudad lejana y hermosa (que no extraña).

Un beso Norma.

Norma dijo...

Rombo, buena sensación, sí.
Sue, CASI primer abrazo ;-)