22 de enero de 2013

Recurrente

Soñé con el mar. Otra vez.
Yo,
que apenas sí consigo mantenerme a flote, que nunca aprendí a nadar en condiciones, que me angustia verme en un barco en medio del océano, que mi piel reacciona más mal que bien al salitre, que soy incapaz de abrir los ojos bajo el mar y que mis manos jamás podrían agarrar las drizas.
Allí estaba, imparable,
con Haddock y Corto, Martin Eden y Achab.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues háztelo mirar querida Norma... algo tienes por ahí sin resolver.
¿Haddock y Corto? quién los vería...


Tracy dijo...

UY; UYYYYYYY...

Norma dijo...

Anónimo... éramos un grupo curioso.
Tracy... ayayayayayay... :)

Besos

Amapola Azzul dijo...

La música, impactante.

Impactante.

besos.

Norma dijo...

Amapola, verdad?
Bs