29 de enero de 2013

Tregua

No me des tregua, no me perdones nunca.
Hostígame en la sangre, que cada cosa cruel sea que tú vuelves. 
¡No me dejes dormir, no me des paz!
Entonces ganaré mi reino, 
naceré lentamente.
No me pierdas como una música fácil, no seas caricia ni guante;
tállame como un sílex, desespérame.
Guarda tu amor humano, tu sonrisa, tu pelo. Dalos.
Ven a mi con tu cólera seca de fósforo y escamas.
Grita. Vomítame arena en la boca, rómpeme las fauces.
[...]

J. Cortázar

8 comentarios:

Tracy dijo...

No des pistas que hay cada loco por ahí que no entienden de poesía, que ya, ya...

Norma Desmond dijo...

Ay Tracy... no lo había pensado!
:-S

Sergio DS dijo...

Uf... ¿y eso es querer?

Norma dijo...

Mmm... pues según para quién parece que si...
Bs

Amapola Azzul dijo...

Una rara tregua...

besos.

Norma dijo...

Pues sí...
Bs

TORO SALVAJE dijo...

Me hizo reír el comentario de Tracy.

Besos.

Norma dijo...

Toro, :)